El drama de los multipotenciales

Hace unas semanas me pasó algo curioso. Estaba con unos amigos jugando al juego de «¿Quién es más probable que?», consiste en que alguien del grupo le pregunta a otra persona quién es mas probable que haga cierta cosa y la otra persona tiene que mojarse y responder. Pocas guerras han empezado con ese juego creo yo.

El caso es que estábamos jugando a eso cuando la pregunta que salió fue «¿quien es más probable que se haga monja/cura?» y una amiga respondió que yo. Me extrañó muchísimo esa respuesta porque soy agnóstica y ellos lo saben así que pregunté por qué y la respuesta me sorprendió aun más. Dijo algo así como «hace tantos cursos de tantas cosas que creo que es lo único que le falta». Como comprenderás me dio la risa y me sentí bastante halagada.

Es verdad que con mis intereses voy a temporadas. Cuando me da por algo me informo sobre eso todo lo que puedo, veo vídeos, hago cursos y cuando llego a un punto de conocimiento suficiente simplemente paso a otra cosa. No lo hago conscientemente, es solo que eso en lo que tanto tiempo y esfuerzo he invertido pierde interés porque ya sé lo suficiente.

Como no puede ser de otra manera, esto también me ha pasado en el terreno profesional, me costó más de un disgusto elegir carrera, no entendía por qué los demás sabían qué querían. Durante la carrera me atraían muchas otras y cada año un par de veces me planteaba cambiar. Cuando ya la estaba terminando y no merecía la pena pasarse a otra cogía optativas de ramas muy distintas (dentro de la propia carrera de psicología) porque me gustaba más de una. Cuando por fin acabé la carrera y tocaba salir al mercado laboral se me vino el mundo encima, no tenía ni idea para dónde tirar y durante mucho tiempo me sentí que iba dando palos de ciego.

Si al leer mi historia te has sentido reflejado, bienvenido, esto es lo que yo llamo el drama de los multipotenciales. Si me lees desde el principio ya te lo adelanté aquí. Ahora entenderás mi insistencia con el tema de ¿Qué hago con mi vida? Para mí supuso mucha angustia.

Los multipotenciales somos gente que nos interesan muchas cosas muy distintas prácticamente a la vez. Para mí es la palabra millenial de describir a la gente típica del renacimiento, como da Vinci. No me voy a meter demasiado en explicarte todo sobre los multipotenciales porque hay gente que lo explica mucho mejor que yo, como aquí, solo quería enseñarte el drama que tenemos y que todo esto existe, por si tú también eres multipotencial.

¿Y si soy multipotencial qué hago?

Bueno, aquí cada uno lo gestiona como puede. Mi recomendación inicial sería que leas sobre el tema porque a mi me resultó liberador.

En el terreno laboral, si por lo general digo que es natural que a lo largo de tu vida cambien tus intereses y por tanto te veas tentado a cambiar de profesión pues aun más en el caso de los multipotenciales.

Con esto no digo que cambies de trabajo cada tres meses. Busca un trabajo en el que te sientas bien, tengas tareas distintas para no aburrirte o lo que sea que necesites en tu día a día y date la oportunidad de experimentarlo el suficiente tiempo. Los huecos de curiosidad que no rellene ese trabajo siempre puedes cubrirlos en tu tiempo libre, aunque no sea lo mismo, lo sé. Si en un tiempo prudencial sientes que ese no es tu sitio date también el permiso de cambiarlo por otro, no te fustigues, la vida va de moverse y avanzar.

Entradas creadas 22

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba