La carta de presentación, esa gran desconocida

Según mi experiencia en selección de personal muy poca gente utiliza la carta de presentación y la mayoría de los que la utilizan lo hacen mal.

A la carta de presentación también se le suele llamar carta de motivación. Esto es así porque es una carta en la que cuentas un poco más sobre ti y por qué quieres el puesto al que aplicas. Es importante no confundirla con la carta de recomendación, nada que ver.

Lo cierto es que esta herramienta bien hecha es muy útil. Le da más información al lector, en este caso el seleccionador, sobre ti. También ayuda a imaginar mejor a la persona que hay detrás del CV que acompaña a la carta, porque sí, la idea es que vaya acompañada por un buen curriculum. Sobre todo, te da la oportunidad de explicar aspectos de tu vida que de otro modo no podrías, por ejemplo que quieres cambiar de sector.

Aportar algo

Como decía, hay mucha gente que utiliza mal la carta de presentación. Esto ocurre porque se limitan a repetir lo que pone en su CV pero en prosa. La utilidad de la carta de presentación no es esa, lo que se busca con ella es aportar algo nuevo, algo que no puedas contar en el curriculum por la propia estructura del CV, que ayude a la persona que va a leer ese CV a entender por qué te interesa su empresa, el puesto al que aplicas o por qué deberían contratarte a ti. Es el lugar donde diferenciarte y causar buena impresión.

Especificidad

Si la función de la carta es contar por qué quieres trabajar en esa empresa, por qué te interesa el puesto o el valor que puedes aportarles es lógico que una misma carta NO sirve para todas las empresas. Es importante que cada carta sea específica para cada puesto al que apliques. Se nota a la legua cuando se envían cartas y CV «generales», normalmente porque sólo hablan de la persona que la envía. Olvídate de pensar que la carta de presentación va de ti, no, la movida va de ellos, de lo que puedes hacer por ellos, así que se específico y céntrate en la empresa a la que aplicas.

Ni que decir que para ser específico tienes que investigar un poco sobre la empresa, para saber qué decirles o a quién le diriges la carta. Es cierto que saber quién la leerá es complicado porque muchas veces se envía a un correo general. Si puedes dirigírsela a alguien perfecto, si no un «Buenos días» como saludo inicial está bien. Hay mucha gente que como saludo inicial escribe «estimados señores», no está mal pero personalmente me parece excesivamente formal, por lo general prefiero la naturalidad. Evitemos dirigirlas «a quien corresponda», es como decir «me la pela quien lo lea pero toma».

¿Cuándo la utilizo?

Esto depende de la forma en la que estemos buscando empleo, me explico.

Si aplicas a una vacante a través de una oferta en un portal de empleo es recomendable incluir una carta de presentación pero tampoco es esencial. La persona que va a leer el curriculum de las personas inscritas a esa oferta ya tiene un contexto, es él/ella quien ha publicado la oferta, espera que le envíen cv. Por supuesto con la carta vas a aportar más información valiosa para esa persona pero no está leyendo un cv fuera de contexto.

Cuando envías un cv a una dirección de correo, bien porque están solicitando gente desde esa empresa o bien porque lo has decidido tú, es esencial enviar una carta también.

Imagínate la situación, lunes 8 de la mañana, abres el mail y tienes 47 nuevos mensajes. Abres uno que dice «Buenos días, adjunto mi cv, un saludo» efectivamente tiene un archivo adjunto. ¿Qué haces? Ya te lo digo yo, nada, no haces nada. Tienes otros asuntos que resolver y pasas (pensando que ya volverás a ello más tarde) pero para las 9 de la mañana ya se te ha olvidado que has recibido un cv (que ni siquiera has visto).

En cambio, si en ese correo dice «Buenos días, soy X, envío mi cv por X motivo…» y escribes ahí mismo tu carta de presentación, tus motivaciones, probablemente abran el archivo adjunto. Si les resulta interesante o de valor lo imprimirán, o guardarán el correo como destacado para volver a él más tarde, esta vez de verdad.

Espero que estos ejemplos te hayan servido para entender el valor de la carta de presentación. Si tienes más dudas acerca de este tema me las puedes dejar en comentarios, mandarme un correo o preguntármelas por Instagram.

Entradas creadas 21

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba