3 Básicos para la entrevista de trabajo

Hoy nos toca hablar de las entrevistas de trabajo, qué miedo dan ¿verdad?

A mi también me aterrorizaban hasta que entendí la clave para superarlas. Si te interesa sigue leyendo.

Ya te he hablado otras veces sobre las entrevistas de trabajo, sobre las preguntas que tienes que hacerte antes de ir, pero no hemos hablado de la entrevista como tal. Para mí hay tres puntos muy importantes para hacer una entrevista y uno de ellos es LA CLAVE, lo que para mí hizo que hubiese un antes y un después a la hora de hacer entrevistas.

Antes de empezar quiero que olvides todo lo que crees que sabes sobre entrevistas de trabajo. Buena parte del miedo y nerviosismo que tienes hacia las entrevistas es porque las enfocas como si fuesen un examen, una prueba que tienes que pasar y nada más lejos de la realidad. Las entrevistas son una reunión entre dos partes para negociar un acuerdo, un contrato. Ahora, piensa cómo te prepararías para una reunión, no para un examen.

Investigación previa

Seguro que te habrán dicho muchas veces que investigar a la empresa antes de la entrevista es importante para que vean que tienes interés. Bueno, en parte es así, pero si lo enfocas desde el punto de vista de una negociación ¿cómo no vas a investigar a la empresa con la que vas a hacer negocios? tendrás que saber qué hacen, cómo lo hacen, si están en una buena situación económica y si quieres colaborar.

Por supuesto que para la empresa es agradable que te hayas tomado la molestia de saber sobre ellos, pero por quien realmente tienes que hacerlo es por ti.

Ropa adecuada

Ya hablamos hace tiempo sobre la ropa para una entrevista en este post de Instagram.

Sin duda llevar una ropa que te quede bien y acorde a las circunstancias te va a favorecer a dar una buena primera impresión, eso es de lógica. Por lo que te digo hoy que tienes que llevar una ropa adecuada es porque sentirte bien con lo que llevas va a favorecer que te sientas mejor en general. Va a mejorar tu estado de ánimo y tu seguridad en ti mismo. ¿Quien no se ha sentido una ejecutiva agresiva al ponerse un traje que le queda como un guante y unos buenos zapatos?

De nuevo, no lo hagas por lo que van a pensar ellos, hazlo por el efecto que va a tener en ti.

Estas al mismo nivel que ellos

Esto es lo que para mí es LA CLAVE.

Hace tiempo, en una entrevista de trabajo, me preguntaron qué prefería, si estar a un lado como entrevistador o al otro como candidato. Mi respuesta fue «en realidad estás igual de jodido en cualquiera de los dos». Conseguí el trabajo, por si te interesa.

Te he dicho que una entrevista es como una reunión y no como un examen porque la forma en la que vas a uno y a otro es muy distinta. A un examen vas a que te juzguen, vas en posición de inferioridad. A una reunión vas a negociar, estás en posición de igualdad con la otra parte.

Con esto no te digo que negocies un salario desorbitado o unas condiciones irreales. Lo que vas a ver en esa reunión es si esa empresa se ajusta a lo que tu quieres en tu vida y ellos verán si tu puedes dar lo que ellos necesitan.

La actitud con la que vayas marcará tu comportamiento, si vas en posición de inferioridad te harás pequeñito, darás sensación de inseguridad, de que tienes miedo (porque es la verdad) y estarás mucho más nervioso. Si vas en posición de igualdad hablarás con una persona que tiene una necesidad que tú puedes cubrir, comprobarás si ellos cubren las tuyas y mostrarás más seguridad.

En conclusión, como en muchos aspectos de la vida la actitud es determinante. Una entrevista no es la excepción, hagamos todo lo posible por mejorarla.

Entradas creadas 22

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba