¿Es esto teletrabajar?

Si me hubiesen preguntado hace dos meses cuánto tiempo íbamos a estar confinados ni por asomo hubiera contestado que al menos dos meses. He perdido la cuenta de las veces que he cambiado mi plan anual de contenidos y lanzamientos porque no tiene sentido organizar un taller al que nadie pueda ir.

El otro día hablaba con una amiga y me decía que varias personas de su empresa estaban deseando volver a trabajar de forma presencial porque esto ya se estaba haciendo largo, que no soportaban el teletrabajo.

Cualquiera que me conozca sabe que soy muy fan del teletrabajo, que siempre ha sido uno de mis sueños. Siempre he defendido que no puede haber nada peor que perder el tiempo en trayectos eternos para ir a trabajar, hacinados en el metro, pasando calor. Tener que comer de tupper porque no te da tiempo a volver a casa. No poder tener mascota por no poder sacarla a pasear cuando corresponde o porque va a pasar muchas horas sola (todas las horas en realidad). Por no hablar de que si teletrabajas puedes vivir donde quieras, no hace falta que vivas cerca de tu empresa, en un piso mínimo pagando por él más de lo que cobras.

Por todas estas razones yo no podía comprender que compañeros de trabajo de mi amiga, e incluso ella, no soportasen el teletrabajo pero claro ¿acaso es esto teletrabajar?

Hoy vamos a aprender a distinguir dos conceptos: el teletrabajo y tener que trabajar estando en confinamiento.

Movilidad

El teletrabajo significa que trabajas a distancia de tu empresa, desde casa, desde una cafetería, desde un coworking o desde una playa en Bali. Te permite movilidad. Trabajar estando en confinamiento significa que no puedes salir de casa y por eso trabajas desde ahí, porque no hay más opciones.

Flexibilidad

El teletrabajo te permite flexibilidad de horarios en la mayoría de los casos. Al tener esa flexibilidad puedes conciliar mejor, dormir más, ir al gimnasio o hacer deporte a la hora que mejor entrenas, ir a la peluquería entre semana, o aprovechar tus horas más productivas para trabajar, en lugar de las que marca el horario de oficina. Trabajar estando confinado tambien te da flexibilidad pero no puedes hacer nada con ella, no puedes salir de casa.

Conciliación

Como ya te he dicho el teletrabajo te permite conciliar mejor. Puedes llevar a tus hijos al colegio, trabajar las horas ellos están allí e ir a buscarles cuando corresponda. Por la tarde, cuando salen si necesitan algo estás ahí, si juegan tranquilos o hacen sus deberes puedes trabajar. En el confinamiento tus hijos no van al colegio porque no se puede, están todo el día en casa, se aburren, se ponen pesados, solo pueden salir una hora a la calle una vez al día y les tienes que acompañar. El problema no son ni tus hijos ni el teletrabajo, es el confinamiento.

Socialización

He oido a mucha gente decir que el teletrabajo no te permite socializar como te permite el trabajo presencial. No se al resto de la gente pero yo en el trabajo presencial no suelo socializar mucho, con los compañeros hablo de trabajo y suele quedar poco espacio para hablar de temas personales a no ser que al acabar la jornada salgamos a tomar algo. El teletrabajo te sigue permitiendo salir a tomar algo con gente, compañeros o no, cuando terminas de trabajar. En el confinamiento no socializas porque no se puede.

En conclusión, considero que la situación que estamos teniendo ahora no es teletrabajo y por eso no se puede juzgar como si lo fuera. Que el teletrabajo no es para todos, claro que no, que esta situación no le gusta a nadie, también. Lo que digo es que no confundamos las características de una forma más de trabajo con las limitaciones de una situación impuesta y excepcional.

¿Y tu?¿Qué opinas del teletrabajo (el de verdad)? o ¿Cómo estás viviendo el falso teletrabajo impuesto?

Entradas creadas 21

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba