Elevator pitch: Qué es y cómo utilizarlo

Si me conoces y me llevas leyendo un tiempo ya sabes que me encanta el tema de venderse a uno mismo, sin complejos pero sin mentiras, así que en algún momento tenía que hablar del elevator pitch.

Por si nunca has oido hablar de ello, te cuento. Es una técnica de venta/persuasión en un tiempo muy muy corto, mas o menos lo que duraría un viaje en ascensor (de ahí lo de elevator).

La idea del elevator pitch normalmente va dirigida a cuando tienes un proyecto emprendedor y buscas inversores o socios. Esta gente tiene poco tiempo así que tienes que presentarles tu propuesta (y a ti mismo) de una forma concisa, que muestre tu pasión por lo que haces y sobre todo que les convenza para gastar su dinero, aka persuadirles.

Lo bueno del elevator pitch es que al ser un discurso muy corto, máximo un minuto, te obliga a ir a lo interesante, a lo que aporta valor. Vaya, que no puedes empezar con la típica presentación de «tengo 30 años, soy de Madrid, estudié ADE porque lo que sea…».

No, hay que ir al grano, este podría ser mi elevator pitch.

«Soy Adriana Novo y desde que empecé mi carrera en los RRHH me ha obsesionado que la gente no sepa mostrar su auténtico valor cuando buscan trabajo. Por eso, ayudo a profesionales desempleados a conseguir el trabajo que se merecen mejorando su empleabilidad.»

Como puedes ver en el ejemplo, yendo al grano puedes responder muchas preguntas importantes sin necesidad de hacer el típico discurso que comentaba antes. En ese pequeño extracto has contestado a:

  • Quién eres
  • Cuál es tu área de trabajo/interés (nos da relativamente igual lo que hayas estudiado, de donde seas y hasta la edad, lo importante es que hagas bien lo que sea que hagas).
  • Cual es el problema de tus clientes.
  • Cómo solucionas ese problema.

Y ahora pensarás ¿y a mí qué mas me da todo esto si yo no tengo un proyecto? Yo lo que quiero es un trabajo.

Bueno, tal y como yo lo veo tu eres un proyecto. Has invertido mucho tiempo y dinero en tí y cuando buscas trabajo estás buscando alguien que también crea que eres un buen proyecto, una buena inversión, y quiera contratarte porque le vas a dar rentabilidad.

Si sustituyes la palabra cliente por empresa y problema por necesidad tienes las preguntas perfectas para hacer tu propuesta de valor para una carta de presentación o el extracto «sobre mí» de tu curriculum.

Como siempre digo, la investigación es clave. Cuando vayas a aplicar a un puesto en una empresa concreta tienes que conocer qué es lo que esa empresa necesita para poder decirles cómo puedes ayudarles.

¿Conocías el elevator pitch?¿Crees que te puede ser de utilidad ahora que lo conoces?

Entradas creadas 21

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba