Algunos calificativos que no te ayudan en tu currículum

Para mí, de toda la vida, septiembre marca el verdadero comienzo del año. Todavía recuerdo cuando iba al colegio y llegaba septiembre, con su olor a libro nuevo y lluvia. Por favor señores hacedores de velas, una con este aroma ya. Ahora, que todo lo académico me pilla un poco lejano, este mes sigue siendo el momento en el que me fijo objetivos a cumplir para el siguiente «curso».

Hoy es el día que la mayoría de la gente vuelve a su rutina habitual (o la que nos deja la COVID) y muchos vuelven a retomar la búsqueda de empleo. Si tu formas parte de ese selecto grupo te voy a contar algunas de las palabras/frases que no te están ayudando a conseguir una entrevista.

Cuando haces tu currículum es normal que creas que es necesario poner algunos calificativos sobre ti, ya que si no los pones el seleccionador no va a saber que los tienes, ¿no?. Pues esto no siempre es así, hay cosas en el curriculum que si no suman, restan. Este es el caso de los calificativos estándar.

Los calificativos estándar son las típicas cosas que pone todo el mundo en su curriculum, que te puede parecer que suenan bien y que te definen como un buen empleado. Algunos ejemplos de esto pueden ser trabajo en equipo, puntual, trabajador, comprometido, responsable…

El problema con los calificativos estándar es que no dicen nada. Nadie que quiera conseguir un trabajo se va a definir a sí mismo ante su posible empleador como vago, impuntual o irresponsable. Se da por hecho que solo vas a decir cosas buenas, lo cual no quiere decir que sean verdad.

Como siempre digo, cualquier calificativo/competencia/capacidad que pongamos en el curriculum tenemos que saber justificarla. ¿Cómo? Con logros, con hechos.

Si vamos a decir que tenemos la capacidad de trabajo en equipo vamos a decir por qué la tenemos. Podría ser porque llevamos a cabo un proyecto junto con dos departamentos de la compañía con resultados excelentes, y comentamos los resultados.

Además, este tipo de adjetivos los pone el 90% de la gente en su curriculum, lo que hace que pierdan mucha fuerza para un seleccionador. Ten en cuenta que un reclutador puede leer unos 700 CVs al día, imagina lo harto que está de ver una y otra vez las mismas palabras. Si consigues que tu CV no le aburra ya tendrás la mitad del trabajo hecho.

Me despido por hoy, espero que las vacaciones te hayan sentado genial y que estos consejos te ayuden a que vuelvas con toda la fuerza del mundo a conseguir el trabajo que te mereces.

Entradas creadas 22

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba